Herpes. ¿cuáles son sus causas?

¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial son diminutas ampollas llenas de líquido que suelen aparecer en los labios o en torno a la boca. Las ampollas se agrupan con frecuencia en racimos. La piel que está alrededor de la ampolla a menudo está roja e inflamada, y el primer síntoma suele ser una sensación de hormigueo o quemazón en el lugar donde está a punto de aparecer la ampolla. Las ampollas se rompen y supuran un líquido transparente. Después de unos días, forman una costra y suelen cicatrizar al cabo de 6-10 días. Más información sobre las fases del herpes labial

El herpes labial es causado por el Virus Herpes Simple, generalmente de tipo 1 (VHS-1). El virus es contagioso y la mayor parte de los contagios se producen en la infancia. La prevalencia aumenta con la edad, y aproximadamente el 90% de los adultos son portadores del virus. No todos los portadores del virus tienen herpes labial sino que en realidad los padecen aproximadamente una tercera parte de ellos. El virus se propaga por contacto directo con las lesiones o la saliva de la persona que tiene herpes labial. Una vez que una persona está infectada, el virus permanece de por vida en los principales nervios de la cara.

Las fases del virus del herpes labial

La mayoría de las personas que son infectadas por el virus que causa el herpes labial nunca llegan a padecer un herpes labial. En las personas que lo padecen, el herpes labial pasa por 6 fases. Utiliza la crema antiviral ZOVICREM en cualquier fase para acelerar la curación.

Fase 1. Fase de hormigueo
Fase 2. Hinchazón y enrojecimiento
Fase 3. Ampolla
Fase 4. Lesión abierta
Fase 5. Formación de costra
Fase 6. Cicatrización

1. Fase de hormigueo

Antes de que aparezcan signos visibles, podrás notar un hormigueo, quemazón, hinchazón o picazón en la piel. Esta suele denominarse la “fase de hormigueo” y puede durar desde unas horas hasta un par de días. Este es el momento ideal para comenzar el tratamiento con la crema antiviral ZOVICREM. Está clínicamente demostrado que su fórmula única patentada acelera la curación del herpes labial.

2. Fase de hinchazón y enrojecimiento

Después del hormigueo, la quemazón y la tirantez de la piel, se manifiestan los primeros signos visibles del herpes labial. Aparece un área hinchada y enrojecida en la que posteriormente se produce una elevación visible llamada pápula. Aunque en la fase de hormigueo no haya iniciado el tratamiento con la crema antiviral ZOVICREM, utilízala en esta fase para reducir el tiempo de curación hasta incluso la mitad*.

*media comparado con datos históricos de herpes no tratado

3. Fase de ampolla

Si el herpes labial avanza más allá de la fase de la roncha roja o pápula, la zona del herpes labial se transforma paulatinamente en una ampolla o pequeño conjunto de ampollas que se agrupan para formar una gran ampolla llena de líquido. Cuando aparezca la ampolla, utiliza la crema antiviral ZOVICREM para minimizar el tiempo de curación del herpes labial.

4. Fase de lesión abierta

En este momento las ampollas se rompen y se unen para formar una lesión abierta o supurante. El virus puede propagarse muy fácilmente en esta fase. Sigue las instrucciones del prospecto y si procede continúa usando ZOVICREM para limitar la reproducción del virus y acelerar la curación del herpes labial.

5. Fase de formación de costra

Las ampollas empiezan a secarse y comienza a formarse una costra en la lesión abierta, como ocurre con otras heridas que se produzcan en tu cuerpo, al tiempo que se irá generando nueva piel para cerrar la herida. Sigue las instrucciones del prospecto y si procede continúa usando ZOVICREM.

6. Fase de cicatrización

La lesión se cura. La costra se desprende y la piel volverá a ser normal.

¿Qué desencadena el herpes labial?

Si puedes averiguar qué desencadena tus brotes de herpes labial, al menos podrás estar preparado. Recuerda que no todos los herpes labiales tienen una misma causa desencadenante, pero hay seis factores frecuentes que pueden ocasionar tus brotes de herpes labial. Sigue leyendo para saber cuáles son y qué puedes hacer para intentar evitar un herpes labial.

Estrés, cansancio y enfermedad

El estrés, el cansancio y la enfermedad pueden minar tu sistema inmunitario, haciendo que seas presa fácil de un brote de herpes labial. En el agitado mundo actual, sentirse “derrotado” puede hacer que los herpes labiales ganen terreno, por lo que deberás relajarse, hacer ejercicio, dormir y brindar a tu sistema inmunitario una oportunidad.

Rayos ultravioletas

Los rayos ultravioletas (UV) pueden dañar tu piel y causar un herpes labial. Lucha contra la exposición solar. Para ello, protéjete con un buen protector solar, un sombrero de ala ancha y una sombrilla.

Hormonas

Los cambios hormonales que sufren las mujeres durante el ciclo menstrual pueden desencadenar un brote. Presta atención a tu propio ciclo hormonal para controlar el estrés. Y date la oportunidad de combatir los brotes teniendo a mano un tubo de Zovicrem cuando notes los primeros síntomas del brote.

El invierno y el frío

El aire seco y el viento invernal pueden secar tus labios. Protéjete del frío. Pónte una bufanda o un jersey de cuello alto para evitar la exposición al frío. Utiliza también un bálsamo labial para proteger los labios.

Fiebre, catarro y gripe

Una fiebre, un catarro o una gripe pueden dejarte agotado y vulnerable frente a un brote de herpes labial. Cuando adviertas síntomas de catarro, fierre o gripe, sigue el consejo de los especialistas, descansa mucho y bebe líquido en abundancia. Y asegúrate de tener a mano tu crema Zovicrem.

Traumatismos bucales

Los traumatismos en la boca o en los labios pueden provocar un brote de herpes labial. Podrían derivarse de una lesión o de una intervención dental que afecta a la zona sensible de alrededor de la boca. Si este es uno de los factores desencadenantes de tu herpes labial, convierte a tu dentista en tu aliado y aúna fuerzas para minimizar el traumatismo.

No te creas todo lo que te hayan dicho sobre el herpes labial

A continuación figuran algunos de los mitos más frecuentes así como los hechos reales.

Mito: El hielo ayuda a curar el herpes labial más rápidamente

Realidad: Para algunas personas, poner hielo en el herpes labial puede proporcionar alivio temporalmente y reducir el enrojecimiento y la hinchazón. Sin embargo, el hielo no hace nada para frenar la reproducción del virus del herpes labial ni disminuye el tiempo de curación.

Mito: No hay manera de reducir el tiempo de curación de un herpes labial

Realidad: Está clínicamente demostrado que la crema antiviral ZOVICREM puede reducir el tiempo de curación. Más información

Mito: El herpes labial solo se contagia cuando hay una ampolla

Realidad: Los herpes labiales son contagiosos desde el primer hormigueo y hasta que están completamente curados. Recuerda usar la crema antiviral ZOVICREM para acelerar la cicatrización y tomar precauciones para reducir las posibilidades de propagación del virus a otras partes de tu cuerpo o a otras personas.

Mito: Los ingredientes como el alcanfor, mentol y fenol pueden curar el herpes labial

Realidad: Aunque estos ungüentos y bálsamos labiales habituales pueden suavizar o hidratar tu herpes labial, no está demostrado clínicamente que lo curen. ZOVICREM es una crema antiviral clínicamente demostrada para tratar tu herpes labial y acelerar su curación.

Mito: Las bolsitas de té humedecidas curan el herpes labial

Realidad: No guardes las bolsitas de té. Sentimos decirte que no está demostrado que el té ayude a curar el herpes labial. Acude a ZOVICREM – está clínicamente demostrado que ayuda a impedir la reproducción del virus del herpes labial y acelerar la curación.